Fandom

Resident Evil Wiki

Ramón Salazar

3.355páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Historia Principal
(Universo Canónico Principal)
Ramon Salazar

Salazar as human.jpg

Salazar.PNG

2850628 640px.jpg

Información
Edad:
20 años
Estado Actual:
Fallecido
Fecha de Nacimiento:
1984
Fecha de Deceso:
2004
Grupo Sanguíneo:
Desconocido
Género:
Masculino
Altura:
110 cm
Peso:
Desconocido
Etnia:
Caucásico Español
Ocupaciones:
Octavo Castellano
Solo aparece en:
Resident Evil 4
Voz:
Rene Mujica
Actor(triz) de Captura:

Tsurugi-Dan

Última Edición: 03-7-2016 por 187.188.18.193


Puede entregarnos a la chica, Sr. Scott Kennedy, porque usted francamente no vale un real... Puede morir.

– Ramón Salazar a Leon S. Kennedy.

Ramón Salazar (Ramon Sarazāru: ラモン·サラザール), es un personaje antagónico de Resident Evil 4. Era el octavo castellano de una fortaleza cerca del pueblo, que fue controlado por un culto religioso conocido como "Los Iluminados". A pesar de su diminuta estatura similar a la de un niño de diez años, su cabello gris y arrugada cara le dan la apariencia de un anciano, que afirma que está en sus veinte años de edad, lo que sugiere que su envejecimiento prematuro es posiblemente una consecuencia de mutación debido a su largo periodo de exposición a "Las Plagas".

Biografía Editar

PasadoEditar

Hace siglos, el primer castellano Salazar dió vida a una raza de parásitos conocidos como "Las Plagas"; que fueron utilizados por la secta "Los Iluminados " para tomar el control de sus víctimas y reclutar nuevos miembros para su orden. El culto de "Los Iluminados" sufría persecuciones por parte de los castellanos, lo que llevó a que Ramón Salazar tardara mucho en llegar al poder.

Ramón, el castellano, vivía solo con su mayordomo y no tenía familia cercana desde la infancia. Esto lo dejó vulnerable a la influencia de Osmund Saddler, que utilizaba la fe de Salazar en las creencias de "Los Iluminados " a su favor. Salazar estaba convencido en deshacer el sello de "Las Plagas" con el fin de expiar los pecados de sus antepasados. Una vez que la excavación de Las Plagas empezó, fue inyectado con uno de los parásitos. Esto le dió poder sobre "Los Ganados ", miembros inferiores y de mayor número de Los Iluminados, siendo superado únicamente por Saddler y tal vez por Jack Krauser.

Finalmente, el Castellano fue absorbido totalmente por el poder de los parásitos. Salazar se convirtió en un recluso en su castillo, lo que no hizo sino más que aumentar sus ansias de poder, que llevó al secuestro de la hija del Presidente de los EE.UU., Ashley Graham. Sólo su mayordomo sabía la verdad de su incapacidad espiritual completa, pero de cualquier modo el hombre era sumamente leal a los Salazar, hasta tal punto que se entregó a La Plaga y se transformó en un horrible ser llamado el Verdugo. Otro sirviente corrió la misma suerte y ambos se volvieron los guardaespaldas personales de Salazar.

Resident Evil 4 Editar

Ramón Salazar 1.png

Salazar se presenta ante Leon y Ashley.

En 2004, el agente estadounidense Leon S. Kennedy se infiltró en el pueblo y rescató a la hija del presidente, Ashley Graham. Intentando y luchando por escapar de "Los Ganados". Creyendo que era un sitio seguro, Leon decidió que él y Ashley se esconderían en el Castillo de Salazar pensando que estaba abandonado. Para entrar, Leon asesinó al alcalde Bitores Méndez y le quitó su ojo de cristal que servía como escáner para entrar en el castillo. Así lo hicieron y, a la vez que Luis Sera y Ada Wong, entraron en el castillo, que estaba fuertemente custodiado por los Fanáticos. Salazar previó la llegada de los cuatro intrusos e hizo cortar las líneas de radio de Leon y apoderarse de las mismas para que no pudiera comunicarse con su compañera del exterior, Ingrid Hunnigan, y que no pudieran enviarles un helicóptero de escape.

Ramón Salazar 2.png

Salazar diciéndole a Leon que su vida es prescindible.

Mientras revisaban el primer vestíbulo del castillo, luego de haber hablado de La Plaga con Luis Sera, Leon y Ashley oyeron la risa malévola y chillona de Salazar por algunos corredores, hasta que finalmente este asomó, flaqueado por sus Verdugos. por un balcón al vestíbulo, riendo a carcajadas y saludando a sus nuevos "invitados". Leon le preguntó quien era y Salazar se presentó como el dueño de la maravilla arquitectónica que consideraba al castillo, y uno de los deificados por el poder de Lord Saddler, saludando a Ashley y Leon como sus recién convertidos hermanos de sangre. Leon lo rechazó y Salazar replicó que su única oferta era dejar las armas y ser su rehén o entregarle a Ashley, porque de todos modos él no valía nada para Estados Unidos y podían matarlo si querían. Salazar se marchó, priorizando momentáneamete la captura del fugitivo Sera y, efectivamente, Ashley fue atrapada poco después por una de las trampas del castillo.

Ramón Salazar 3.png

Los Novistadors.

Sin embargo, el castellano no se enteró de que Ashley había caído en sus trampas hasta que Leon trató de comunicarse con Hunnigan y él respondió a la llamada por haber interferido en la línea. Tras explicarle al agente que no quería que su amiga le diera más detalles de los necesarios, Leon le preguntó dónde estaba Ashley. Salazar envió entonces algunos hombres a buscarla en la trampa, e informó a Leon que soltaría a algunos de sus miserables insectos para que se "ejercitaran" en las alcantarillas, las cuales eran el único camino libre que Leon podía utilizar para llegar hasta la hija del presidente. Leon se burló de Salazar y este dijo que esperaría mucho su encuentro en la otra vida, colgándole la radio. Efectivamente, Salazar liberó a un grupo de armas bio-orgánicas de Las Plagas conocidas como los Novistadors, que emboscaron a Leon en la alcantarilla. Sin embargo, el agente americano huyó con vida de las criaturas, para rabia de Salazar.

Ramón Salazar 4.png

Ramón Salazar confesando su edad.

Leon volvió a encontrarse cara a cara con Salazar más adelante en un salón del castillo. El castellano lo saludó, pero como aún no había encontrado la trampa de Ashley, se quejó de que era a ella a quien necesitaba. Leon le dijo que, si a él no lo querían, que lo dejaran en paz, llamándolo viejo. Salazar lo corrigió y confesó que sólo tenía veinte años de edad, y que su aspecto se debía mayoritariamente a Las Plagas. Leon lo acusó de ser una simple marioneta, como los demás, a lo que Salazar se ofendió, preguntándole si lo creía de la misma ralea que un Ganado, y asegurando que los parásitos eran esclavos de su voluntad. Leon replicó que le importaba muy poco, pues de todos modos todos caerían juntos, a lo que Salazar respondió llamando a un grupo de cultistas y ballesteros, liderados por un miembro importante de la secta, para matar a Leon. Leon tuvo que acabar con todos y huir del lugar.

Ramón Salazar 5.png

La comida para las mascotas.

Enfadado por el escape de Leon de manos de sus sirvientes, Salazar localizó al agente por radio cuando vio que este todavía estaba con vida y pasando cerca de su habitación. Mostrándose tranquilo y calmado, el castellano lo felicitó por su supervivencia y le señaló su "hermoso" jardín al lado de la habitación, afirmando que incluso él se había perdido en aquellos setos laberínticos anteriormente, y que aunque le llevara toda la vida, nunca encontraría la salida. Burlándose de Leon, le aseguró que nadie moría sin una razón, y que en su caso, él sería carne para dar de comer a sus mascotas, colgando y diciendo que tenía que ocuparse de más "ratas". Leon asumió a partir de ahí que había más intrusos, pero no indagó más en el asunto. Salazar hizo que un grupo de Fanáticos se apostara en el jardín, liberando de paso a los Colmillos, un grupo de perros infectados con Las Plagas dispuestos a atacar a Leon.

Ramón Salazar 6.png

Actor de reparto.

Leon acabó con todos los perros y escapó, reencontrándose con Ada Wong (la otra intrusa) en el proceso. Salazar desplegó todas sus fuerzas en acabar con Leon, o al menos retrasarlo el tiempo suficiente para que La Plaga en su interior hiciera efecto, pero fue inútil. Tras acabar con un Garrador y otra tanda de Fanáticos y acertijos del castillo, Leon se encontró incluso con el propio Osmund Saddler, que estaba supervisando a Salazar. Saddler mató a Luis Sera para ayudar a Salazar, pero le dejó la tarea de acabar personalmente con Leon. Como siguiente golpe, Leon recuperó a Ashley de la trampa al mismo tiempo que los cultistas llegaban a recapturarla, y habló con Salazar de nuevo. Este lo insultó, enfurecido por sus fracasos, y lo trató de "actor de reparto", en su historia, diciéndole que disfrutara el momento, pues le esperaban grandes peligros.

Ramon salazar 1.png

La trampa de las púas.

Durante el escape, Leon y Ashley tuvieron que regresar al vestíbulo donde habían conocido a Salazar para dejar unos símbolos en la pared, luego cruzar gran parte del castillo en un pequeño raíl, y luego de una serie de enfrentamientos con Armaduras mutadas por Las Plagas, debieron controlar y mantener un mecanismo para abrir una puerta. Salazar los esperó en la siguiente habitación, la cual tenía unas púas puntiagudas en el techo. Ni bien el agente americano y la hija del presidente abrieron dificultosamente la puerta, Salazar los emboscó y se burló de Leon, alegando que "ya había vivido lo suficiente" por el momento, y que lo retaba a sobrevivir a lo que se venía. Acto seguido, el castellano alzó una mano y con una seña hizo que las púas del techo se activaran y comenzaran a descender, huyendo del lugar para dejar morir a los americanos. Leon disparó a unos puntos débiles en las púas y finalmente el techo dejó de descender, fracando nuevamente el plan de Salazar. El castellano volvió a utilizar a los insectos Novistadors, que recapturaron a Ashley por segunda vez y volando se la llevaron directamente ante su presencia.

Ramón Salazar 7.png

Salazar escoltando a Ashley.

Tras atar a la chica de manos y ponerla bajo custodia de sus Verdugos, Salazar la llevó consigo a la zona del salón del trono, donde luego la llevarían a un lugar especial para un ritual sagrado de Las Plagas. Leon atravesó un grupo de enemigos hasta llegar al balcón, desde el cual vio como Salazar se llevaba a Ashley con sus Verdugos. Antes de entrar, Salazar agarró el radio y conversó con Leon, preguntándole si podía verlo. Leon amenazó con matarlo si tocaba a Ashley, pero el castellano sólo se burló de él y dejó una nota a su gente, dando permiso a quien estuviera disponible de liquidar al americano, atracando los engranajes de la torre del reloj que daba acceso al salón del trono y así tener tiempo para preparar el ritual sagrado. Leon logró abrir la torre rápidamente y huir al interior.

Ramón Salazar 8.png

Salazar intentando matar a Leon.

El mensaje dejado por Salazar realmente llamó la atención de Los Iluminados, pues estos reaccionaron instantáneamente y enviaron a dos Garradores a por Leon. Este se las arregló para liquidar a los poderosos enemigos, y luego entró en la sala del trono en búsqueda de Salazar y Ashley. La chica estaba encerrada entre las lanzas de los Verdugos, y Salazar sentado en su trono, sonriendo al verlo llegar. Leon corrió para rescatar nuevamente a la hija del presidente, pero Salazar le preguntó si no sabía cuando era hora de rendirse y tirar la toalla, y presionó un botón que abrió el suelo e hizo caer a Leon hacia unas terriblemente filosas estacas de metal en el suelo. Leon utilizó un gancho para colgarlo de una pequeña oquedad en el muro de al lado y evitar caer a su muerte en las púas y comenzó a descender por el hueco.

Ramón Salazar 9.png

Se acabaron los juegos.

Luego de unos pocos segundos, Salazar, con una corneta para oír lo que sucedía en la zona de las estacas, se preguntó qué pasaba con el "gratificante" sonido del empalamiento. Leon, intentando hacer enfadar a Salazar, disparó al agujero de la corneta, aturdiendo momentáneamente al castellano con el molesto sonido de la bala. Completamente desquiciado, Salazar comenzó a comportarse de forma infantil y a patear el suelo, mientras gritaba que estaba harto de los juegos, y que era hora de que lo mataran de una vez. Haciendo una señal al Verdugo que otrora fuera su mayordomo fiel, le ordenó liquidar al americano costara lo que costara. Mientras Salazar y Ashley abandonaban el lugar para ir al ritual, el Verdugo se fue por su lado a acabar con Leon, dejando caer su lanza en el proceso.

Ramón Salazar 10.png

La mano derecha.

Un desequilibrado Salazar volvió a hablar por radio con Leon, diciéndole que si bien tenía nueve vidas, eso poco importaba ya, pues había enviado a su infalible mano derecha a acabar con él. Leon se burló, preguntándole si se le había "caído" la mano. Salazar no rió con el chiste, sino que estalló en cólera y le gritó que muriera, llamándolo gusano y colgando violentamente la línea. Leon se escondió en una zona llena de bombonas de nitrógeno, donde fue atacado a traición por el Verdugo, ambos quedando encerrados en un cuarto. Leon utilizó las bombonas para congelar momentáneamente a la criatura y vulneravilizar su cuerpo, atacándolo con todo lo que tenía. Finalmente, pudo desintegrar completamente al Verdugo, y escapar con vida del horrible lugar.

Ramón Salazar 11.png

Salazar aterrado luego de que Leon le clavara su cuchillo.

A pesar de la pérdida de su mayordomo mutante, Salazar se sobrepuso rápidamente, pues el ritual estaba casi iniciado y no había forma de que Leon llegara a tiempo para recuperar a Ashley. Por lo tanto, cuando Leon llegó a la torre del ritual, Salazar dispuso a sus hombres a estar listos para retenerlo el tiempo suficiente para consumar el ritual y enviarla a la Isla con Saddler. Al verlo llegar, Salazar estaba completametne calmado y relajado, aplaudiendo por su éxito contra las terribles criaturas que había tenido que enfrentar (incluyendo una estatua del propio Salazar), y lo felicitó por haber llegado con ellos. Leon lo acusó de terrorismo y Salazar repuso que era una palabra de moda en esos días, alegando que también tenían un ritual especial para él. Leon arrojó su cuchillo a la mano del castellano, clavándosela a la pared. Salazar solo pudo reír histéricamente de su herida y el Verdugo restante arrojó el cuchillo contra Leon, escapando los dos hacia el ritual.

Ramón Salazar 12.png

La partida de Ashley.

Leon debió enfrentarse a un numeroso grupo de Fanáticos, armados con toda clase de armas blancas, que lo enfrentaron sin dudarlo con tal de que Salazar pudiese terminar a tiempo el ritual y enviar a Ashley a la Isla. Aunque Leon pudo acabar con todos los enemigos, no pudo evitar que el ritual se consumara y Ashley partiera en un bote rumbo a la Isla. Luego de esto, Leon llegó a la sala final de la torre, donde había una extraña especie de planta en la pared, frente a la mesa del ritual, y Salazar con su Verdugo sin capucha rezando al lado de ella. Salazar rió al verlo llegar y se burló del agente, diciéndole que el ritual llevaba tiempo concluído y Ashley acababa de irse con sus hombres a la Isla. Leon le preguntó que ocurría y Salazar le señaló el bote marchándose, con una sonrisa por su reciente fracaso.

Trasformación y MuerteEditar

Ramón Salazar 13.png

Salazar mutando.

Acto seguido, Salazar comenzó a subir las escalinatas de la mesa del ritual, afirmando que debía mostrar sus respetos ante la voluntad de hierro demostrada en su lucha contra sus hombres, mientras unos extraños tentáculos de la planta de atrás lo envolvían y lo iban llevando hacia la flor abierta de la cosa. Salazar le dio la bienvenida, mientras su Verdugo restante también era succionado por la planta. Durante unos segundos no pasó nada, y luego salió una repugnante y siniestra criatura. El Verdugo se había convertido en un cuello largo con una cabeza deforme y el ojo izquierdo hinchado. Salazar, por su parte, estaba fusionado y protegido por la flor de la planta y el cuello. Leon inició la batalla y destruyó el ojo del Verdugo, haciendo que la protección de la planta perdiera fuerza y Salazar saliera a la luz. Leon disparó entonces contra lo que quedaba de humano en Salazar, que lo insultaba todavía con su personalidad aniñada mientras sufría los golpes. Finalmente, Leon hirió de muerte a Salazar, que se marchitó y murió desangrado delante él, poniéndose fin al linaje de los Salazar y a la criatura horrible en la que se había convertido de una vez por todas. Tras esto, Leon se marchó hacia la Isla para poder rescatar a Ashley. Saddler más tarde diría que Salazar nunca le importó de verdad, y que sólo lo utilizó, describiéndolo como "insignificante".

Forma de VencerloEditar

Primero dispárale con el Lanzaminas en el ojo y cuando salga disparale con un Lanzacohetes.

O si no tienes el dinero suficiente para el lanzacohetes dispararle en el ojo con la TMP hasta que aparezca Salazar y luego dispararle con un arma potente como el rifle o una mágnum.

CuriosidadesEditar

  • Es una de las personas que en su mutación, conserva el habla.
  • La familia Salazar tiene un mayordomo dedicado que ha servido a su familia durante varias generaciones que puede ser el verdugo.
  • Es seguidor de Lord Saddler, a pesar de que es él quien lo manipula para resucitar a las plagas ubicadas en las minas del castillo.
  • Es irónicamente el jefe de mayor tamaño al que nos enfrentamos en Resident Evil 4, siendo de una baja estatura en forma humana.
  • Posee un ataque devastador en el que abre la boca para engañar al jugador y hacerle creer que saldrá Ramón Salazar, pero termina devorándolo.
  • Hay un glitch que consiste en correr en la orilla de la plataforma en la que estamos luchando para saltar y "flotar en el aire" e incluso puede atravesarse a Ramón Salazar y pasar la puerta de enfrente
  • En la habitación donde Ashley tiene que colocar un objeto para abrir la pared que esconde las escaleras, se encuentra el retrato de Ramón Salazar cuando no estaba influenciado por el poder de Las Plagas.

GaleriaEditar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar