FANDOM


DescripciónEditar

Las Cartas de Trevor, en ingles: Trevor's Memoirs y en japones:トレヴァーの手記; son una serie notas escritas por George Trevor en la Mansión Spencer, forman parte del libro BIO HAZARD: The True Story Behind BIO HAZARD.






Cartas Editar

Contenido
13 de Noviembre, 1967

La figura de un hombre se proyectaba frente a las puertas de la mansión. Era George Trevor, famoso arquitecto venido de Nueva York, que había diseñado aquel lugar de la nada. El dueño de la mansión, Ozwell E. Spencer, lo invitó a él y a su familia con motivo de agradecerle el nivel de perfección exhibido durante su labor.

Saturado por su trabajo, Trevor inicialmente invitó primero a su esposa Jessica y a su hija de 14 años Lisa a visitar el hogar de Lord Spencer, más tarde él se unió a ellos. Desgraciadamente, cuando Trevor alcanzó su destino final, no halló rastro alguno acerca del paradero de su esposa e hija. Trevor también desapareció, como si la mansión entera y sus secretos les hubieran engullido por completo. 

¿Que fue de ellos, por qué desaparecieron? 

El siguiente extracto procede de un pequeño diario escrito mientras Trevor estuvo alojado en la mansión. Spencer pagó una fortuna por aquel edificio. Solo su construcción ocupó cinco años de la vida de Trevor. ¿Por qué le dedicó tanto tiempo? ¿Sabía Trevor que treinta años después otros extraños sucesos tendrían lugar en aquella misma mansión? Creo que este pequeño diario es la pieza clave para entender en parte el origen de tales misteriosos sucesos.

13 de Noviembre, 1967

Tras terminar mi trabajo y haber abandonado Nueva York, finalmente he llegado a la mansión aprox. a las seis de la tarde. El recibidor es muy espacioso. Las escaleras centrales que conducen al segundo piso son realmente impresionantes. Contemplar la arquitectura que me rodea no hace más que la nostalgia me invada de nuevo. Diseñar los planos en que se basa este lugar es el trabajo que más me enorgullece. 

Desde el día que mostré el modelo a Ozwell E. Spencer reunidos en su oficina, hasta la finalización del edificio, han transcurrido cinco años de una dedicación total por mi parte. Las órdenes de Spencer fueron difíciles de seguir y tuve que hacer acopio de toda mi energía e ingenuidad para llevarlas a cabo.

Primero no detecté ningún suceso sospechoso, fuera de lo común. Mientras, él se volvió hacia mí. Lord Spencer se acarició levemente la cabellera blanca que se asomaba por encima de sus hombros. 

Su estatura era imponente, a primera vista, uno tenía la sensación de que él tenía un alto nivel de confianza en sí mismo.

Inicialmente él me dijo que mi esposa Jessica y mi hija Lisa volvieron a visitar a su tía Emma, que estaba enferma. Nosotros éramos los únicos que conocían al detalle los numerosos secretos ocultos que contenía aquel edificio. Satisfechos por la complicidad que nos unía, saboreamos una copa de vino.

El comedor es alucinante. Hay una extensa variedad de comida repartida de forma exquisita, armoniosa encima de una larga mesa de madera de mahogany. Si alguien levantara la mirada, vislumbraría en lo alto de la segunda planta, la estatua de una diosa desconocida, modelada al estilo "Rodin". Su anatomía simétrica, muerta, y su turbadora mirada de deseo. Pero que los curiosos se despidan de contemplar tal espectáculo en su máximo esplendor, el banquete es exclusivo para el disfrute de dos invitados (Spencer y yo). El rítmico tic tac de las agujas del reloj, es el único sonido que llega a mis oídos. Ah, si solamente Jessica y Lisa estuvieran aquí!

De acuerdo con Spencer, ellas llegaron tres días antes que yo y les encantó la casa. En especial Lisa se benefició en particular de la amabilidad de Spencer y se le permitió tocar el piano en primicia respecto a los demás. Ella fue reconocida sobretodo por tocar la "Moonlight Sonata" de Beethoven (Su especialidad). En aquel anochecer de luna llena, su melodía parecía llegar hasta el satélite que orbitaba encima del bosque que envolvía la casa, Spencer se congratulaba junto a mi esposa por vivir un momento tan soberbio. Puedo imaginarme sus dos rostros como se iluminaban de placer.

14 de Noviembre, 1967

El señor Spencer me guió por los corredores de la mansión. Él abrió las puertas de varios cuartos. En los cuartos habían obras de arte de valor incalculable: cuadros de Da Vinci, esculturas de Rafael. Observé que una de las habitaciones contenía la estatua de piedra de una fiera, cuyos ojos parecían piedras preciosas. En otra, armaduras de caballeros habían sido alineadas de modo que rendían tributo a su capitán. 

Todas aquellas piezas las recolectó Spencer con el paso del tiempo. No en vano, presumía de ser uno de los hombres más ricos del mundo.

"¿Le gusta? Deseo utilizar esta residencia como una sucursal, para una nueva compañía. La he previsto, no solo para los empleados, también para que mis huéspedes puedan utilizarlo."

Su proyecto era diseñar una compañía internacional de carácter médico. Me dijo que llamaría a su empresa "Umbrella". Me pregunto por que oculta tantos secretos en la mansión. Él puede decir que desea crear una sucursal para su empresa, pero tanto secretismo me parece exagerado. Incluso en el caso que su acciones sean consecuencia de la pasión desmedida que muestra en lo que respecta a su trabajo.

18 de Noviembre, 1967

Mi familia no ha vuelto todavía. "¿Tía Emma sigue enferma?" Lo dudo. El teléfono no está instalado, que no es muy conveniente. Salí a la terraza del segundo piso, necesitaba aclarar mi mente. Los cuervos cogidos en la barandilla, me miraban fijamente mientras graznaban. 

Tuve una intuición oscura. Tengo continuamente la impresión de que me observan...Vi una cosa asombrosa en un pequeño cuarto. Hay una escalera que conduce a un pasadizo subterráneo enmascarado por una cascada de agua. "No es obra mía. ¿Cuando fue construida?" Mientras me lo preguntaba, aparecieron tres hombres ataviados con una bata blanca. Parecían nerviosos."¿Quién es usted? Usted no puede recorrer libremente esta zona."

21 de Noviembre, 1967

Recogieron mi equipaje y alguien me condujo a un cuarto grande, sin aperturas, en la primera planta reservada para las recepciones. Al no haber llegado el señor, me dedicaba a observar los cuadros que había a mi alrededor en compañía de un hombre con una bata blanca. Él era uno de los tres hombres desconocidos que vi en el patio.

La vida es rica y corta". En las pinturas de la pared, se representaba el paso del tiempo de forma muy gráfica, desde su nacimiento a su muerte. "Su familia ha muerto, ahora." Me dijo el hombre de la bata blanca. El tiempo pareció detenerse. ¿De qué diablos estaba hablando? Entonces recibí un fuerte golpe en la cabeza y me desplomé perdiendo el conocimiento.

24 de Noviembre, 1967

¿Cómo podía él convertirse en esta clase de persona? ¿Qué sucedía aquí? ¿Y cuál era el objetiv ode su compañía llamada Umbrella? 

Me encarcelaron en la habitación y el tiempo transcurría lentamente. "El objetivo es mantener el lugar en secreto. Y puesto que usted es un desconocido..." Un día, vino otro tipo con una bata blanca para traerme comida. ¿ Qué secreto es más importante que una vida humana?

Solo Lord Spencer y yo, conocemos los secretos de su mansión. Si yo muero, el será el único. ¿Es por ese motivo por él que esas horribles criaturas se arrastran pesadamente por los pasillas de la casa? No me quedaré aquí, corriendo el riesgo a ser devorado o algo peor. Debo escapar de mi encierro.

La cuestión es si desde el principio diseñé lo que debía ser mi propia tumba. Cuando ideaba la estructura del hogar de Spencer, de acuerdo con la extraña fascinación por los enigmas de mi cliente, concebí una manera de escaparse para quienquiera que se encontrara encarcelado allí. 

Quien sabe si Lord Spencer deseaba probar la eficacia de aquel lugar conmigo... 

Entonces una de las incontables criaturas que infestaban el suelo y el techo, cayó sobre mí e intento trepar por mi cuerpo. Por una razón desconocida, parecía atraerlas. Salté de forma instintiva hacia atrás a la vez que me levantaba y comencé a pisotearlas. ¿Qué eran? ¿Arañas?

27 de Noviembre, 1967

Finalmente he logrado escapar de la habitación. Pero nadie abandona este señorío si no usa la cabeza. Necesitas los blasones, el ojo que le falta a la estatua del tigre y el emblema de oro. ¡No me ocuparé de buscarlos! No puedo perder más tiempo.

27 de Noviembre, 1967

Me faltan palabras para describirla. Una planta, absurdamente gigantesca, ocupa la habitación entera. Dios no puede haber creado tal monstruosidad.

30 de Noviembre, 1967

No hay salida. Es imposible escapar. Hay un laboratorio fantasma que conduce a una cueva subterránea oculta a primera vista. He conseguido encontrarla.

Veo unos zapatos de tacón alto. Un nombre me viene a la memoria, Jessica. ¿Compartiré el mismo destino que mi esposa e hija? No, escaparé a cualquier precio, como ellas han hecho antes que yo.

5 de Diciembre , 1967

Mi garganta se deshidrata. Llevo días sin comer y desconozco por cuanto tiempo me obedecerán mis músculos. Creo que estoy enloqueciendo. 

¿Por qué? Por que soy como una rata de laboratorio tratando desesperadamente de hallar la salida de un laberinto. ¿Mi fascinación al idear aquel lugar debió ser enfermiza?

7 de Diciembre, 1967

Estoy en un conducto secreto subterráneo oscuro y mojado. Ante mí se alza una figura escalofriante que me bloquea el paso... excavo con mis uñas sangrantes, descarnadas, el último tramo de tierra restante que me separa de la figura. Es una enorme lápida de piedra, con un nombre gravado en ella. ¿Qué clase de psicópata sería capaz de hacer algo así? ¿"George Trevor", ese soy yo? 

Spencer calculó desde el principio, que en mi empeño por escapar iría a parar hasta aquí donde expiraría mi último aliento de vida, y preparó mi tumba. Realizó con éxito su experimento, dejando pistas falsas, alejándome del camino correcto.

Jessica, por favor perdóname. Pronto... nos reuniremos los tres en el paraíso.

George Trevor

CuriosidadesEditar

  • Originalmente servia para ayudar a los jugadores si se atoraban con un rompecabezas y les daría pistas, ademas darían la explicación de las trampas en la mansión pero se desacreditaron debido a que se dividió el juego en dos sub-procesos y ya no tenia credibilidad.
  • Las cartas fueron reutilizado para hacer el Diario de Trevor en Resident Evil: Remake.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar